Exposición temporal en curso

Gaston-Louis ROUX y la vanguardia

Del 8 de junio al 29 de octubre del 2017

Gaston-Louis Roux (Provins, 1904 — París, 1988)
De 1927 a 1956, durante casi 30 años, Roux formó parte del grupo de artistas de Kahnweiler (junto con Picasso, Gris, Braque, Léger, Laurens, Togores, Masson y Manolo Hugué), el marchante más famoso de este siglo y gran promotor del movimiento cubista y el arte de vanguardia.
En 1929, con 25 años, tuvo su primera exposición individual en la Galerie Simon.
Participó en muchas exposiciones internacionales con el grupo de los surrealistas. Sus pinturas sorprenden por sus colores y la rotundidad de sus composiciones, combinan formas geométricas y biomórficas, y crean un surrealismo muy cercano a artistas como Pablo Picasso, André Masson y Max Ernst. También participó en muchas publicaciones, como por ejemplo en la segunda portada de la revista Minotaure.
Participó en la Misión Dakar-Djibouti, donde las reflexiones de Leiris y la observación de las pinturas etíopes hicieron que, a su
regreso a París, abandonara la abstracción. En 1956 dejó de exponer con Kahnweiler; sus pinturas realistas son de gran
calidad, pero no es lo que interesa al marchante.
Fue amigo de Alberto Giacometti, Michel Leiris, André Masson y Roger Vitrac, que escribió muchas veces sobre Roux y su obra.
Las obras de la primera época, propiedad de Kahnweiler, estuvieron guardadas en un depósito en París sin ser expuestas.
En diciembre de 2001 vieron la luz, después de casi 50 años, en una exposición en la Galería Joan Gaspar de Barcelona, a la que seguirán otras, tanto en Barcelona como en Madrid.
La exposición «Gaston-Louis Roux y la vanguardia», que presenta el Museo del Tabaco, es un paseo por 40 obras de este artista olvidado, y nos brinda la oportunidad de descubrir los tiempos de las vanguardias artísticas del siglo XX.

*********************************************************************************************

Moda. Fotografies Ricard Lobo (del 20 de juliol al 24 de setembre del 2017)

L’objectiu de MODA és mostrar els diferents estats del procés de preparació i exhibició de la creativitat dels diversos professionals, la feina dels quals estructura un món tan complex, apassionant i atractiu com és el del disseny del vestit i dels complements; i l’acurat i delicat, i molt sovint radical tractament dels elements del cos humà, a través dels que activem les sensibilitats dels sentits. És un procés on el “tempo” és fugaç. Les escenes tenen una vida efímera: és qüestió de segons per captar la imatge volguda que configuri, entre les moltes que es van succeint, la pròpia visió de la bellesa en l’univers configurat per les expressions, les formes, els colors, les llums i els moviments, i parar-ho en el temps de la captació de la fotografia. La imatge ha de provocar les pròpies sensacions a cada un dels observadors, alhora que els convidi a l’imaginari de la imatge absent i als instants anteriors i posteriors de la seva plasmació, retornant-l’hi el seu moviment.